Hay de todo en el mundo de las bacterias...

 
 

¿Te animás a variar la fórmula

e inventar un yogurt a tu medida?
 
 
 
 
 
Qué pasó? ¿Cómo se hizo el yogurt?
Al rico yogurt que te acabás de comer lo fabricaron unos seres pequeñísimos llamados bacterias.

Las bacterias son seres vivos formados por una sola célula.
Hay muchos tipos de ellas, y viven todas partes, pero dado su tamaño diminuto sólo se pueden ver con la ayuda de un microscopio (la figura muestra muchas bacterias vistas bajo el microscopio).

En el yogurt encontramos
generalmente dos tipos de bacterias: Lactobacillus casei y Streptococcus thermophilus.

¿Por qué le agregamos yogurt a la leche?

La cucharadita de yogurt natural que añadimos a la leche ya contenía estos dos tipos de bacterias. Esas bacterias fueron puestas ahí por el fabricante del yogurt que vos compraste, y ahora nosotros las usamos para hacer yogurt nuevo.

¿Y por qué las bacterias pueden vivir y crecer en el yogurt?

La leche contiene muchos nutrientes, como proteínas, grasas de leche y un tipo especial de azúcar que se llama lactosa. Por lo tanto, es un medio ideal para que viva y crezca cualquier organismo. Entones, al tener comida y un lugar calentito, las bacterias que pusiste se reproducen y  eso permite que haya más bacterias para fabricar todo el yogurt que necesitás.

¿Por qué hervimos la leche?

Cuando hervimos la leche, matamos a todas las bacterias que podrían estar viviendo en ella. Así, nos aseguramos que las únicas bacterias que puedan crecer sean las que traía el yogurt que agregamos, que sabemos que no nos hacen daño. Si compraste la leche en el supermercado, es probable que esté pasteurizada. Eso significa que fue hervida previamente y que ya no contiene ningún microorganismo. En ese caso, no es necesario que vos la hiervas.

¿Por qué pusimos a la leche con yogurt (y bacterias) en un lugar cálido y esperamos un rato?



Para crecer y reproducirse, las bacterias necesitan no sólo un medio rico en nutrientes sino también calor.

Mientras esperábamos, las bacterias estaban creciendo, y mientras crecían convertían la leche en yogurt.

¿Cómo hacen las bacterias para transformar la leche en yogurt?

La bacteria Lactobacillus casei usa como alimento la lactosa de la leche, y la convierte en un ácido llamado ácido láctico. Este ácido le da al yogurt ese gustito agrio que lo caracteriza.
Por otra parte, la bacteria Streptococcus thermophilus produce sustancias que transforman la leche en un medio gelatinoso, haciendo que el yogurt tenga una consistencia cremosa.

Ir arriba
 
  ¿Sabías qué?
     

info@experimentar.gov.ar